Categorías
Reproducción asistida

Preservación de la fertilidad

ASEGURA TU DESEO DE SER MADRE

Si tienes en mente no perderte la oportunidad de ser madre, pero ahora no es el momento adecuado, la congelación de óvulos supone un gran avance y esperanza,  ya que la opción de ser madre no se elimina, sino que ofrece la posibilidad de preservar la fertilidad a todas aquellas mujeres que, por causas médicas, sociales o laborales, deciden retrasarlo para un futuro.

Los óvulos tienen la calidad del momento en que fueron congelados, aumentando con ello la tasa de implantación, y disminuyendo los riesgos por alteraciones cromosómicas. Siendo una magnífica elección, ya que se mantienen los óvulos con las condiciones más optimas, aunque el tiempo haya pasado.

¿Cuándo es el mejor momento?

La preservación de ovocitos debería realizarse lo antes posible, sin demorar plazos, ya que la calidad de los óvulos  desciende de forma muy marcada a partir de los 35 años.

Nuestro equipo médico realizara una valoración previa para informarte del éxito del tratamiento de preservación, para que no tengas duda que será la mejor opción a realizar.

Éxito del proceso

En nuestro laboratorio trabajamos utilizando las técnicas más novedosas para asegurar el mayor éxito en el resultado.

Las técnicas de vitrificación ofrecen altas tasas de supervivencia, siendo para la congelación en torno al 95%. La calidad de los óvulos va a depender siempre de la calidad inicial, pero la supervivencia media es buena para utilizarlos posteriormente con técnicas de reproducción asistida.

Diferentes estudios han demostrado que la tasa de implantación y la tasa de embarazo son similares a los de tratamientos llevados a cabo con óvulos en fresco que con óvulos congelados.

¿Qué tengo que hacer si estoy interesada?

  • Primera consulta: Consulta de valoración inicial. La doctora te explicara en que consta todo el proceso.
  • Segunda consulta: Se valorarán las pruebas médicas y se podrá realzar una ecografía para valorar el número de folículos que se estima que puedan crecer.
  • Estimulación: El proceso comienza con la llegada de la regla.
  • Punción Ovárica: Se realiza en quirófano, bajo sedación. La duración del proceso es entorno a 20 minutos. Los óvulos se recogen mediante aspiración, y junto con el líquido folicular, son evaluados en el laboratorio para su posterior vitrificación.
  • Vitrificación: Cada uno de los óvulos son vitrificados en unos soportes, de forma individual y se almacenan en nitrógeno líquido a temperaturas de -196ºC. Los óvulos vitrificados se conservan en unos tanques específicos, que mantienen constante esa temperatura bajo cero.

Cuando llegue el día que quieras utilizar tus óvulos congelados, estos estarán disponibles  para ser descongelados y dar lugar un futuro bebe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *