Categorías
Reproducción asistida

Congelar óvulos en Zaragoza

¿Qué es la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos o vitrificación de ovocitos es una técnica que permite que las mujeres puedan congelar sus óvulos cuando son fértiles y utilizarlos más adelante.

Los óvulos que se extraen se conservan sin ser fecundados para poder ser utilizados en un futuro. Cuando la mujer encuentre el momento adecuado, se descongelarán, serán fecundados en el laboratorio y se realizara una transferencia al útero materno.

Razones para congelar óvulos

Existen multitud de factores para que la mujer decida congelar sus ovocitos. La prioridad laboral, el aumento del coste de la vida, la falta de pareja estable son algunas de las causas por las que las mujeres se platean esta técnica.

En estos últimos tiempos, la edad en la que las mujeres se plantean la maternidad se ha retrasado bastante, lo que conlleva una serie de problemas cuando por fin deciden ser madres.

A medida que la edad de las mujeres aumenta, crecen también las dificultades para quedarse embarazada.

La calidad embrionaria es un factor muy ligado a la edad de la mujer, conforme esta va ganado años, la calidad de los embriones por regla general tiende a disminuir.

Lo mismo ocurre con la reserva ovárica, el número de óvulos disminuye de manera considerable a partir de los 35 años. Por lo que es importante pensar en esta opción si se va a retrasar la maternidad.

Otra razón muy importante por la que algunas mujeres deciden congelar embriones para usarlos en un futuro, es someterse a tratamientos para el cáncer u otras enfermedades cuyos procedimientos médicos incluyen la radiación o la quimioterapia.

Este tipo de métodos pueden alterar la fertilidad, por lo que esta técnica realizada antes de someterse al tratamiento permitirá poder tener hijos una vez superada la enfermedad.

Pasos para congelación de óvulos

Una vez que la mujer decide someterse a este tratamiento tiene que saber que se van a realizar distintos pasos para la correcta obtención de los óvulos. Estos pasos son:

1. Estimulación ovárica: como norma general las mujeres desarrollamos cada mes un único ovulo. Con la estimulación ovárica y a través de distintos medicamentos, el ginecólogo intentara que produzcamos un mayor número posible.

Durante esta fase estaremos bajo supervisión médica. El medico controlará el desarrollo de los folículos y determina el mejor momento para la su extracción.

2. Obtención de óvulos: La punción de óvulos se realiza bajo sedación en la clínica. El método más común es la aspiración por ecografía transvaginal. Se utiliza un dispositivo de succión conectado a una aguja para extraer el óvulo del folículo.

3. Congelación: Después de extraerte los óvulos sin fecundar, se congelan a temperaturas bajo cero para detener toda actividad biológica y conservarlos para usarlos en el futuro.

Cuando llegue el día que decidas utilizar tus óvulos congelados, se trabajará de la siguiente manera. Los óvulos serán descongelados, se fecundaran con espermatozoides de tu pareja o de un donante en el laboratorio y una vez que los embriones evolucionen, se realizara la transferencia en el útero de la madre.

Ponte en contacto con nuestra Clínica, la Dra Ana Fernández especialista en reproducción asistida en Zaragoza, estudiará tu caso de manera individual y te aconsejará mostrándote el camino a seguir hasta la congelación de óvulos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *